Mis canciones

Lo cierto es que llevo una semana fuera de esto de escribir, he estado ocupado y no he podido escribir, y lo cierto es que no he escrito, pero si, mientras trabajaba he tenido tiempo de escuchar un montón de música. Y pensando pensando, se me ha ocurrido deciros cuales son mis canciones favoritas, 5 temas para mi imprescindibles, por una u otra razón, sólo os diré cuales son y una pequeña explicación del porqué. No están ordenadas por preferencia, sino simplemente por que han salido así, ya que no podría elegir entre ninguna de ellas:

Have I told you lately that I love you. El gran Van Morrison nos deja la que, para mí, es una de las más bellas canciones de amor que jamás se han escrito, una auténtica delicia. ¿Te he dicho últimamente que te quiero?, ¿qué no hay otra como tú?. Es una de esas canciones que todos quisiésemos haber escrito para la persona que amamos. De verdad, una auténtica delicia. Van Morrison – Have I Told You Lately?

With or without you. Si, son U2, uno de los grandes grupos de la actualidad, hay que reconocer que, a veces, se les va un poco la cabeza con endiosamientos, principalmente por parte de Bono, pero este tema, fue, para muchos de nosotros, un himno. U2 – With Or Without You

Knights of Cydonia. Debo reconocer que con esta canción descubrí a Muse, uno de mis grupos favoritos ahora mismo, “Cómo podemos ganar, cuando los tontos son los reyes” o “No malgastes el tiempo, o el tiempo te malgastará” son frases que me quedaron grabadas, además, el guitarrista es uno de los buenos. Muse – Knights Of Cydonia [Live From Wembley Stadium]

Romeo and Juliet. Con esta canción me pasa algo raro, tengo dos versiones que me gustan a cual de las dos más, la original, la de Dire Straits y una que han hecho The Killers. Una canción de amor, una historia de amor, triste y bella. No podría elegir ninguna de las dos versiones, así que aquí os dejo las dos. Dire Straits – Romeo And JulietThe Killers – Romeo And Juliet

Wonderful tonight. Los que me vais conociendo, sabéis que tengo una gran debilidad por “Slow Hand” Clapton, y esta es mi canción, una noche perfecta con tu mujer perfecta, para qué más. La voz rota de Clapton, una maestría en la guitarra y una preciosa canción para compartir con tu pareja. Eric Clapton – Wonderful Tonight

Se que muchas son canciones románticas, pero que le vamos a hacer, soy romántico, considero que el amor es algo que mueve el mundo, o al menos, mi mundo, así que ya lo sabéis, una bonita canción de amor. Ya lo sabéis, este es mi post, espero que os gusten estas canciones, y espero las vuestras.

Buen fin de semana.

Nuestra gente

Hoy es un día de reflexión para mi familia, y es de alguna manera, una reflexión que quiero hacer en común con vosotros, todos los que leéis este blog. Voy a hablar de lo que consideramos Nuestra Gente, esas personas que siempre están cuando los necesitamos, o al menos intentan estar siempre ahí, cuando son necesarios.

Muchas veces esta gente no es sólo tu familia más cercana, ni aquellos que conoces desde hace mucho mucho tiempo, sino que es simplemente aquella que siempre ha estado allí cuando la has necesitado, con una llamada, un comentario de apoyo, una frase, un guiño o lo que pueda ser necesario. Ya lo he dicho otras veces, pero si hay algo que me ha enseñado esto de la vida 2.0 es que la gente, y por supuesto la buena gente, esos que consideramos nuestra gente, crece cuando compartes, y supongo que ese es el espíritu del Follow Friday de Twitter.

He conocido a gente nueva, a buena gente, a personas que poco a poco voy considerando mi gente, y como dice nuestro querido Yayo Adolfo, Twitter es como la plaza del barrio donde todos nos sentamos a contar lo que se nos ocurre, nuestras inquietudes y lo que nos apetece o queremos. Y eso me gusta, esa sensación presentar y dar a conocer a los demás, más gente interesante, más de Nuestra Gente, y que hace crecer esa pequeña red de relaciones, de apoyos y conocimientos, de alegrías para cuando nos encontramos mal o bien, gente con compartir todo lo que nos va pasando, en una lejanía en el espacio pero que no deja de estar más cercana gracias a la red.

Así que desde aquí, mi agradecimiento a todos vosotros que habéis estado ahí en estos dos días tan malos, con una palabra, una frase y un apoyo, de verdad, gracias de nuevo por ser parte de mi gente, de mi gente, de Nuestra gente.

Un saludo y buen fin de semana.

La vida es…

Lo primero que quiero dejar claro este es un post muy personal, así que entenderé que hoy, pues os parezca un post raro y extraño, es que lo cierto es que hoy es uno de esos días en los que desearía estar equivocado, en los que me gustaría realmente no tener razón.

Y es que, como algunos ya sabéis, hoy he perdido a una persona querida, el hermano mayor de mi padre ha muerto esta madrugada, y digo que era una persona querida, porque a pesar de ser mi tío, era vecino de puerta y escalera durante más de 20 años de mi vida, los primeros, y siempre tendrá un hueco en mis recuerdos, y digo que me gustaría estar equivocado porque para mí, la vida es lo que nos ocurre entre el instante en que nacemos y el instante en que morimos, que no hay nada antes, y no hay nada después, así que, por ello, mi querido tío ha dejado de existir como ser. Pero también pienso que uno no muere realmente mientras hay alguien en este mundo que te recuerda, que de esa manera, en nuestra memoria, en nuestros recuerdos, esta persona sigue viva. Así que supongo que a mi tío, al menos como recuerdo, le quedan en este mundo todavía bastantes días de camino.

Así que, en recuerdo de una persona que vivió sin miedo, sin dejar que la enfermedad le privase de hacer lo que quiso, que luchó todos los días de su vida, cuyas últimas palabras hacia mí fueron: “Cuando salga del hospital, te busco trabajo”, hace sólo dos días y medio. A mi tío Leandro, una persona que derrochó energía, alegría y mala leche, cuando era necesario, capaz de darte un abrazó y seguidamente un pescozón, que para él y su mujer, mi querida tía, sigo siendo “Fernandito”, lo siento, pero sólo queda una persona con vida a la que respondería por ese nombre, los demás, podéis intentarlo, pero no responderé, este pequeño homenaje de este sobrino y antes casi hijo, casi hermano de sus hijos, este Fernandito que desea estar equivocado.

Porque la vida es lo que hacemos de ella, las alegrías y las penas, las risas y las lagrimas, lo que hacemos y dejamos de hacer, nuestras elecciones, nuestras decepciones y nuestros triunfos, de nada de ello podemos dejar de aprender, vivir es al fin y al cabo, al menos para mí, tomar decisiones, acertar y equivocarse, reír y llorar, no puedes tener lo uno sin lo otro. Así que, creo que, Tito, tuviste una vida plena, tu mujer te quiere, tus hijos y nietos te quieren, tus hermanos y sobrinos te queremos.

Si estoy equivocado y puedes leer de alguna manera esto, gracias por las sonrisas y los abrazos, por los pescozones y los gritos cuando era necesario, gracias por pensar en mí a pesar de tu enfermedad, y gracias por dejarme a tus hijos como primos. Y si tengo razón y no puedes leer esto, pues nada, al menos alguien más sabrá de ti y tendrás más vida en esta tierra, alguien leerá esto y seguirás viviendo en esta tierra.

Y como ya sabéis, la vida es para vivirla y no para sufrirla, cada día que pasa puede ser el último, pero también el primero de lo que te queda por vivir, no lo desaproveches.

Un abrazo, que aunque ya he dado a mis primos y tía, dejo aquí escrito.

La vida es lo que hacemos de ella, así que ya sabéis, no la desaprovechéis.

Ese sueño

Bueno, como muchos de vosotros sabréis, estos días he estado fuera, en Venecia, y debo reconocer que, esa ciudad, me ha sorprendido, ya que más que una ciudad, parece un sueño, a veces una pesadilla, de alguien con grandes delirios de grandeza, una ciudad hecha para impresionar, para seducir, para perderse.

Envuelta en la bruma de la laguna, aparece la ciudad, como un sueño a veces, debo reconocer que me ha encantado esa atmósfera de sueño, de bruma, de alejadas prisas que esa ciudad, y es que una ciudad en la que no pueden circular los coches, y en el que los barcos a motor, no pueden ir especialmente deprisa, es una cuidad con calma, que invita a la tranquilidad, y eso que yo he ido en un momento de bullicio, en carnavales, pero sólo hay que mirar los disfraces, esos trajes que requieren tanta preparación y mimo, para darse cuenta de que parece que en Venecia, nada puede hacerse con prisa, sino más bien, al contrario, despacio, y sin posibilidad de equivocarnos mucho, ya que un error, y te caes, con todo al agua.

No es una cuidad al uso, y no son unos carnavales a uso, tienes que ir a disfrutar de la belleza de una pose, de un traje de un detalle, de fijarte en pequeños detalles que hacen un traje diferente, y una máscara que esconde totalmente el rostro. Artificio y disfraz, engaño y ocultamiento, para el disfrute y el deleite del momento. Porque eso también parece Venecia, un sueño apunto de desaparecer, como una pompa de jabón, en la superficie del agua que cualquier movimiento puede hacer explotar y desaparecer, un efímero suspiro de belleza salido del agua, que pronto puede desaparecer.

Así que si podéis, y mientras se pueda, visitad esa ciudad, perdeos en esas laberínticas calles y dejaos sorprender por una belleza posiblemente efímera, por una bruma que anuncia un puente, por un puente que cruza un canal, por un canal que cruza una ciudad, por una ciudad que sale de nuestros sueños.

Un saludo y hoy más que nunca, disfrutad del momento.

Pensar en positivo

Es curioso, en realidad, nos cuesta lo mismo pensar en positivo que pensar en negativo, pero en cambio, resulta que nuestro refranero nacional, por otra parte muchas veces acertado, tiene un refrán que nos dice “Piensa mal y acertarás”, y debo decir que no estoy en absoluto de acuerdo con este planteamiento.

Creo que ese pensar mal de los demás es un error, sobre todo, cuando en la mayoría de las ocasiones, la gente, esa con la que nos cruzamos o con la que no hemos hablado nunca, no es mala, estoy convencido de que la gente, de por sí, no es mala, y que el pensar mal de ellos, no nos da nada bueno, más bien al contrario, provoca desconfianza, y nos pone en la posibilidad de quedarnos sin conocer a gente maravillosa. Entiendo que de primeras, siempre pueda haber pensamientos de salvaguardia, de protección ante alguien que no conocemos, pero de ahí a que nuestro primer pensamiento sea negativo, va un abismo, y en muchas ocasiones, un error. También es cierto que, en alguna ocasión un pensamiento negativo ante alguien pueda haberte salvado, pero también estoy seguro que ese mismo pensamiento negativo te ha privado de alguien maravilloso.

Por mi experiencia, hay gente mala, es cierto, pero también hay gente maravillosa, y en realidad hay mucha más gente maravillosa que mala, lo único que ocurre es que muchas veces no damos oportunidad a esa gente de que nos muestre como es realmente, y entonces, los perdemos. Creo profundamente en la gente, en que todos, o si no todos, la inmensa mayoría tiene buenas cosas que ofrecernos, que danos, que nos pueden hacer aprender y crecer, además, si damos con alguien malo a quien damos una oportunidad, pues nada, al menos hemos descubierto a alguien que no merece la pena, pero, lo que no sería justo para los demás, es que por alguien malo que conozcamos, nos prive de conocer a gente maravillosa, al fin y al cabo, eso simplemente sería darle la razón al mal.

Así que, mi consejo es el siguiente, si de verdad quieres crecer, conoce a gente, da oportunidades e intenta ser feliz y hacer feliz a la gente.

Un saludo y que disfrutéis del fin de semana.

🙂

Los enamorados

Escribo esto hoy porque el día de los enamorados, ese infame 14 de Febrero estaré en Venecia, y no estaré para escribir, os lo aseguro. Y es que ese día, como otros muchos, es simplemente un día para que todos os gastéis dinero y el que de verdad no está enamorado haga como que lo está.

Un consejo, si de verdad necesitas un día para que decirle a la persona que tienes a tu lado que estás enamorado de ella, o para tener un detalle o regalo, o para sacarla a cenar (uso el femenino es por lo de persona, no es nada sexista, lo digo para evitar malentendidos), es que no estás de verdad enamorado/a ya que el que está realmente enamorado no necesita ni días ni excusas para decir que ama a esa persona, ni para hacer un regalo ni para nada por el estilo. El auténtico amor no necesita días, no necesita recordatorios, o al menos, eso opino yo.

Ya sabéis que estoy enamorado, que quiero a mi mujer cada día más, que ella es la luz que me ilumina y que si, estoy enamorado, y si alguien se siente mal por ello, que se fastidie, la quiero, me quiere y estamos enamorados, me siento cada día el tipo más afortunado de la Tierra, y eso, no tiene precio ni se paga con dinero ni regalos, el verla allí, a mi lado, cada mañana, es ya un regalo. Y no necesito que un 14 de Febrero me lo recuerden, porque mirarla por las mañanas ya es suficiente recordatorio.

Mi consejo es que busquéis esa persona, esa persona que cada día os haga sentir especiales y mágicos, eso es estar enamorado, mirar a la persona que quieres y notar que la vida es mejor.

Un saludo. Me marcho unos días de viaje.

🙂

Imaginación contra el poder

Parece que esta semana el balonmano me persigue esta semana a la hora de escribir, y es que esta mañana estaba escuchando la radio y he oído a un directivo del Balonmano Ciudad Real hablar sobre una polémica que han tenido con la SGAE, y es que recibieron en las oficinas del club una carta de nuestra asociación favorita reclamando 94 € por partido como pago de derechos de reproducción de la música que ellos ponían antes de los partidos y en los descansos, para hacer más amena la espera a los espectadores que acuden al Quijote Arena.

Ante esto, el directivo comenta lo siguiente, que los derechos del himno del club, les pretenecen porque fueron cedidos al club por el grupo compositor del mismo, pero que claro, no iban a poder poner más música. Y aquí es donde ha entrado en juego la imaginación del club, que ha buscado una pequeña asociación de músicos de Ciudad Real que no pertenece a la SGAE y ha llegado a un acuerdo con ellos, de manera que van a promocionar la música de nuevos grupos de jóvenes en los momentos antes de los partidos y durante el descanso, en los que sólamente pondrán música de esta pequeña asociación.

De este modo, usando la imaginación, han conseguido dos cosas, evitar el chantaje “casi” mafioso de una asociación retrógrada y promocionar gente de su tierra, joven y con pocas oportunidades de que su música se escuche. Eso, y no lo que hace la SGAE es promocionar la cultura, trabajar, aunque no sea su función por el futuro de la música de su gente. Así que desde aquí, un consejo para todos los que se ven acosados por este chantaje, buscad otras organizaciones, o simplemente gente que no está asociada pero que quiere hacer música, busquen gente con ganas, asociaciones de jóvenes que no están sujetos al chantaje y así promocionar de verdad la cultura, y es que hay música fuera de la SGAE.

Ale, imaginación y a buscarse la música en otro sitio. Seguro que la cultura sale ganando.

Buen día a todos.